Yeah, yeah, yeah!! el jueves me desperté casi por los pelos, un poco aturdida y llegué resacosilla al curro, pero eso fue lo de menos sabiendo lo mucho que dio de sí la conspiración femenina de la noche anterior.

El miércoles nuestra querida Ana celebraba su cumpleaños, por lo que organizó una pequeña recepción en su casa a la cual teníamos que acudir con algún plato de nuestra colección fuera dulce o salado, así que pensé, vamos a hacer un pastel-no pastel para comer en compañía y ponerle unas velitas (3 me quedaban).

Así que me puse a mirar en los libros que tengo y encontré en Sabores de Victoria Serra, libro de cocina de los de toda la vida, recetario sin fotos, en papel de libro de bolsillo y obviando detalles como los tiempos de cocción, qué coño! si eres una verdadera cocinera ya los tienes que saber!

Recetas de toda la vida

Este es el libro que tendréis que comprar si queréis conquistar a vuestras madres con sus propias recetas: churros, mantecados, arroz con leche, flan económico, torrijas, buñuelos de viento y un montón de variedades de mermeladas son algunas de sus recetas dulces.

El pastel que hice no es otro que el PASTEL DE CHOCOLATE, para que darle más vueltas.

(Si además de quedar bien queréis quedaros con todo el personal podéis probar a hacer el Pastel de chocolate con calabacín de esta otra entrada)

PREPARAD:

100g de chocolate (yo usé el negro con pepitas de cacao de hacendado que le da un toque brownie)

175g de mantequilla (punto pomada)

200g de azúcar moreno

2 huevos (de los que habrá que separar las yemas de las claras)

200g de harina

1 cucharadita de levadura en polvo

Y PARA LA DECOREISON:

1 tableta de chocolate blanco

100ml de nata líquida

colorantes alimenticios al gusto (fáciles de encontrar en El corte Inglés, claro)

Este pastel es bastante fácil (y calórico diría yo) y queda muy rico (y calórico) por lo que es seguro que vais a conquistar (con sus calorías) a todo el personal.

Vamos con los pasos:

Recopilamos todos los ingredientes del bizcocho.

ingredientes preparados!

Ponemos el chocolate en un cazo al baño maría para que se vaya fundiendo a fuego lento.

fundir el chocolate al baño maría

Después de trabajar la mantequilla reblandecida con el azúcar, separamos las yemas de las claras.

Agregamos las yemas de huevo y seguir mezclando para añadir la harina y el chocolate fundido después. Ojo, también podéis poner entonces la levadura.

mezcla de mantequilla, azúcar, yemas de huevo

La mezcla debe empezar a tener un aspecto esponjoso como se ve en la foto. Ya podéis ir batiendo las claras de huevo para ponerlas a punto de nieve. Solo diré que he utilizado un frasco de cristal agitado con todas mis fuerzas para hacerlo.

Claras a punto de nieve estupendas que dejarán el bizcocho bien esponjoso.

Repartir el futuro pastel en el molde engrasado y hornear a unos 180º durante 30 ó 40 minutos.

¡Empezamos a preparar el decorado psicodélico! Para la crema de chocolate blanco he utilizado casi la tableta entera, la mitad para cada color. Lo he rebajado con la nata líquida, pero a ojo. Lo mejor es que no quede demasiado líquida para que se solidifique después en el frigo.

ingredientes para la decoración: chocolate blanco, nata y colorantes alimenticiosuna vez fundido el chocolate con la nata empezamos a colorear!¡Empieza la diversión!chocolate rosa para decorar!

Esto tiene el mismo color que los Pantera Rosa pero con sabor a chocolate blanco. Y huele rrrrrrico, ricoy después coloreamos de azul para las letrasPasamos al azul para las letras…con la jeringuilla de los chinos súper profesional…que vamos a repartir con la súper jeringa-manga pastelera de los chinosmmmmm rico! y dientes azulesrrrrrica crema azúl! dientes azulillos

Tachán!!!!!!!!

oh yeah! la obra de arte y las tres míseras velas que tenía.

para terminar…. una foto del pastel de chocolate psicodélico en acción!

pastel psicodélico a punto de morir

a punto de morir…los pequeños hijos del pastel

…habiendo dado a luz a los hijillos

BON APPETIT CHAVALADA!

Anuncios